Entrantes·Platos principales

Garbanzos asados con quinoa

garbanzos asados con quinoa www.losveganossomosgentecasinormal.com.JPGLos garbanzos asados son un clásico en la cocina vegana. Hay tropecientas recetas, les puedes añadir pimentón, curry, comino, la especia que te guste. Yo los hice siguiendo la receta de Ella Woodward porque soy una forofa de sus platos y me encantaron. Pero en lugar de hacerlos a modo de “snack” se me ocurrió mezclar los garbanzos asados con quinoa, lechuguita y pepino, porque me apetecía algo fresco y crujiente y le añadí vinagreta de tomate y mayonesa vegana (porque estaba premenstrual y las hormonas me obligaron). Me encantó la mezcla que quedó súper jugosa y sabrosa. Lo bueno del plato es que puedes acompañar los garbanzos con otro cereal si no te gusta la quinoa: arroz, trigo…y si no te apetece lechuga, puedes poner espinacas; y en vez de pepino, que no le gusta a todo el mundo, unos bastoncitos de zanahoria cruda. Mezcla lo que te guste, aliño por encima y a comer.

Ingredientes:

Para los garbanzos:

-400g de garbanzos cocidos

-100g de tomate deshidratado en aceite

-media cucharadita de polvo de chile

-2 cucharadas de aceite de oliva

-Media cucharada de tomate concentrado

-Media cucharada de vinagre de manzana

Para el resto:

-Media lechuga crujiente

-un pepino

-un vaso de quinoa

-un tomate grande maduro

-aceite de oliva

-sal y pimienta

-mayonesa vegana (opcional) puede quedar igual de rico sólo con aceite y vinagre.

Preparación:

Precalienta el horno a 180ºC. Tritura todos los ingredientes para los garbanzos (menos los garbanzos, claro) hasta que quede una pasta. Mézclala con los garbanzos para que se cubran bien y colócalos sobre una bandeja de horno bien separados, es importante que tengan espacio. Hornéalos durante unos 20-30 minutos.

Mientras tanto cuece la quinoa. Ya sabes que primero hay que enjuagarla bien. Pon a hervir el doble de agua con un poco de sal y cuando hierva añade la quinoa. Déjala unos 15 minutos y la apartas del fuego para que repose.

Lava y corta la lechuga y pela y corta el pepino (en rodajas) y el tomate (éste último en trocitos pequeños porque es para la vinagreta). Coloca el tomate en un cuenco, sálalo, échale vinagre de manzana y aceite de oliva y déjalo reposar.

Ahora coloca en un plato unos garbanzos, un poco de quinoa, lechuga, y pepino. Que quede bonito, que también se come con los ojos (si no que se lo digan a Brad Pitt, las veces que se lo habrán comido al hombre). Y reparte el aliño por los cuatro componentes del plato. Con esta vinagreta el plato ya está muy bueno, pero si quieres más salsa todavía, añádele la mayonesa, aunque os aviso de que llena el doble (y ya es un plato que llena bastante per se). Espero que os guste!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s