veganismo

Por qué debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios

ensalada de heura y sandía www.losveganossomosgentecasinormal.com
Ensalada 100% vegetal hecha por moi

Hoy os voy a explicar por qué la solución a nuestros problemas pasa por cambiar nuestros hábitos alimenticios. La dieta que llevamos en los países occidentales no es viable, ni mucho menos sostenible. Si en todo el mundo comieran como nosotros, nos quedaríamos sin comida. De hecho, ya está sucediendo. El ritmo al que está creciendo la población mundial nos obliga a buscar alternativas sostenibles para abastecernos a todos. Comiendo carne, pescado y lácteos estamos tirando piedras sobre nuestro propio tejado. El dicho “Pan para hoy, hambre para mañana” nunca había tenido tanto sentido. Ya no es sólo una cuestión de que te gusten los animales o no, sino de supervivencia de nuestra especie y del planeta.

La ganadería industrial, además de maltratar a los animales y matarlos con dolor y sufrimiento, después de haberlos mantenido en condiciones lamentables e infrahumanas, contamina el aire con CO2 (casi una cuarta parte de las emisiones del mundo provienen de la ganadería), contamina la tierra y el agua con nitratos (a unos niveles, que si lo supiéramos dejaríamos de consumir carnes como la de cerdo ipso facto. La llamarán carne blanca pero los efectos de la ganadería porcina son muy negros), requiere unas cantidades de agua vergonzosas cuando a todos se nos pide ahorrar agua y contribuye a la aparición de bacterias resistentes a los antibióticos (debido a la resistencia que se crea al suministrar antibióticos a los animales). Solución: dejar de comer carne, lácteos y derivados.

La pesca está acabando con la vida en el mar. No sólo con los peces, sino también con la flora, porque en un ecosistema todas las especies son importantes y cuando desaparece una el equilibrio se altera. Pescamos demasiado y a los peces no les da tiempo de volver a reproducirse. Con cuotas o sin ellas, el sistema es inviable. Entre la pesca, el plástico y el calentamiento global los océanos se están muriendo. A este ritmo el mar no va a tener peces en el 2049 y no es una profecía de cuatro ecologistas, sino un cálculo hecho por científicos que nos llevan avisando más de una década (y a los que hemos ignorado). Solución: dejar de comer pescado.

La acuicultura no produce pescado de manera sostenible, no es la solución. Además de las malas condiciones en las que se mantiene a los peces, se contamina el agua donde se situan las balsas de peces con nitratos y fosfatos, exactamente igual que en la ganadería industrial; y se les suministran antibióticos a los peces, que dejan residuos tanto en el agua como en los propios peces y además se les sigue alimentando con pescado, con lo cual, no dejamos al océano en paz, no dejamos de pescar. Solución: No caer en la trampa de que el pescado de cultivo es sostenible. No lo es.

Me hace gracia cómo nos devanamos los sesos buscando maneras supuestamente más sostenibles de producir carne o pescado con tal de no renunciar a ello, cuando la solución más fácil es dejar de comerlo. Que si acuicultura, que si carne ecológica (que alguien me explique que tiene de respetuoso con el medio ambiente matar vacas, cerdos y pollos), que si carne cultivada en laboratorios (para la cual, por cierto, se sigue necesitando animales vivos de los que extraer células que luego se replicarán, con lo que no entiendo dónde está el avance). La solución sostenible y respetuosa con los animales y el medioambiente es otra mucho más sencilla.

Señoras y señores, lo que tenemos que cambiar son nuestros hábitos alimenticios. Tan fácil como eso. Tenemos que comer legumbres, verduras, semillas y cereales. Que hoy en día podemos hacer platos deliciosos con ellos. Hay muchos sustitutos de la carne disponibles, recetas, cursos. Lo tenemos cada vez más fácil. Por suerte, cada vez hay más personas que se pasan a una dieta vegetal y sin embargo hay mucho escéptico que no acaba de creerse lo que de hecho ya está sucediendo. Ahora sólo es un murmullo que se oye a lo lejos, pero llegará un momento en que la propia realidad nos lo gritará a la cara. Sólo espero que nos demos cuenta antes de que sea demasiado tarde.

Un comentario sobre “Por qué debemos cambiar nuestros hábitos alimenticios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s