Platos principales·Salsas

Pesto de espinacas

pesto-de-espinacas-www-losveganossomosgentecasinormal-com.jpg

¡Hola a todas y todos! Hoy voy a compartir una receta que he hecho un poco por casualidad. He llegado a casa con el tiempo justo porque hacía una mañana espléndida así que después de limpiar la casa me he ido a dar un paseo largo para ver los árboles y escuchar a los pajaritos (sí, a veces puedo ser muy cursi). Y quería hacer algo fácil pero rico, así que he pensado “hago una pasta al  pesto”. Porque, como sabéis, la pasta para mí es medicinal (la de sémola de trigo duro, no la de legumbres, ni ecológica que probé otro día y me sabía a cartón, a mí la que me sienta bien es la normal, de trigo procesado, con sus pesticidas y demás) pero claro, hoy es lunes y no tenía albahaca en la nevera. Así que la he sustituido con espinacas. Y claro, tampoco tenía piñones, pero sí tenía almendras. Sutitución número dos. Y ya estaba. De todo lo demás, tenía. Y Me ha quedado un pesto de espinacas muy muy rico y mira, otra forma de comer espinacas frescas. ¡Espero que os guste!Ingredientes:

-125g de espinacas frescas

-dos puñados de almendras crudas y con piel (sin cáscara. Por si acaso, lo digo)

-dos cucharadas de levadura nutricional o de cerveza DESAMARGADA (muy importante)

-el zumo de medio limón

-un diente de ajo bien grande (o dos medianos)

-sal y pimienta al gusto

-un buen chorro de aceite de oliva virgen extra (unas 6 cucharadas)

-un poco de agua de la cocción de la pasta justo antes de escurrirla

Preparación:

Lava bien las espinacas y colócalas en una picadora o batidora potente (porque tendrás que triturar las almendras también) con los dos puñados de almendras. Si tu mano es tipo mano-pala de Michael Phelps, calcula como medio vaso de almendras. Añade el resto de ingredientes y tritura bien. Yo lo suelo dejar un poco granulado porque me gusta que cruja un poquito (pero un poquito, tampoco lo dejo con trozos grandes de almendra). Una vez triturado añade un chorro de agua de la cocción de la pasta y vuelve a batir todo. Tiene que quedar una textura cremosa pero no líquida. Prueba el pesto y ajusta de sal o de limón (igual necesita un punto más de acidez).

Sirve el pesto de espincas con pasta de trigo o con la pasta que más te guste, o con unos espaguettis de calabacín (que también tiene que quedar muy bueno). La puedes acompañar de trocitos de tomate deshidratado o tomate natural pelado y cortadito. Un buen queso vegano rallado y ¡a comer!

2 comentarios sobre “Pesto de espinacas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s