veganismo·Veganos

¿Qué hace falta para ser vegano?

fideos con tofu y verduras www.losveganossomosgentecasinormal.com
Comemos cosas como este plato de fideos con tofu y verduras que hice para comer el otro día. 

Últimamente leo muchas tonterías sobre las dietas veganas (incluso en medios supuestamente fiables si es que queda alguno) así que me gustaría decir una cosa, lo primero: SE PUEDE SER VEGANO Y ESTAR COMO UNA ROSA. Tomamos todos los nutrientes que nuestro cuerpo necesita, sí, calcio; sí, proteínas; sí, hierro, sí, sí sí a todo. Sí y la B12 en suplemento vegetal (EXISTE, igual que Teruel). Así que antes de opinar barbaridades Streisand (que me encanta, por cierto) sobre lo desnutridos que estamos los veganos, por favor, actualizaros un poquito. Un poquito.

Después de esa introducción muy necesaria para mí y mi bienestar mental, os voy a contar qué hace falta o qué se necesita para ser vegano (aparte de tener una paciencia infinita). Porque veo que hay mucho desconocimiento y aunque para mí puede que sean cosas obvias nunca se sabe a quién le puede ayudar ni quién va ser el siguiente en pasarse al lado vegano….(risa maléfica teatral).

Lo primero es lo primero: un buen motivo

Para ser vegano necesitas un buen motivo. Un motivo que te marque el camino cuando todo a tu alrededor esté turbio y tu entorno te cuestione. Vas a tener que aguantar muchas tonterías (pero muchas), comentarios ofensivos, hirientes, pérdida de amistades (aunque ganarás otras), y encima, en más de una ocasión, tendrás que pasar hambre o atiborrarte a pan porque las opciones en los restaurantes serán patéticas y se limitarán a una ensalada de tomate. Todo ello hará que te cuestiones tus motivos y te preguntes si compensa pasar por todo eso. PERO si tu motivación es buena, vale completamente la pena.

Está comprobado que quienes adoptan una alimentación vegetal por motivos de salud tienen más posibilidades de dejarlo tarde o temprano que quienes lo hacen por motivos éticos. Salvar vidas de animales inocentes que no pueden defenderse de los abusos a los que los sometemos a diario es un motivo muy poderoso y gratificante, que te da fuerzas para seguir adelante y mandarlo todo (y a quien haga falta) a freír espárragos cuando sea necesario.

Segundo: ¡sí, chef!

Ahora que ya tienes el motivo para ser vegano mentalízate de esto: vas a tener que aprender a cocinar. Sí. Sorry. Si ya cocinas, tendrás que “veganizar” los platos que ya hagas. Si necesitas más información al respecto pincha aquí (es un post donde te explico cómo sustituir la carne) pero si eres de los de pizza congelada y hamburguesa, vas a tener que ponerte las pilas. A ver, que ya hay pizzas congeladas veganas en el Lidl (aunque no las he probado porque he leído que están reguleras) y hamburguesas veganas en el Mercadona. Pero como vas a tener que comer de todo para estar bien nutrido, vas a tener que aprender a cocinar. ¡Y a comprar!

Por suerte, cada vez hay más libros de cocina vegana. Estas dos mujeres son mis autoras de cabecera en cocina vegana: Isa Chandra Moskowitz con sus recetas súper completas y llenas de sabor y Ella Woodward con sus recetas más sanas sin gluten, sin azúcar pero igualmente deliciosas)  Hay libros de ambas autoras disponibles en castellano. Aunque todos no lo están.

Y cada vez hay más cursos de cocina vegana disponibles tanto online como presenciales. Algunos de ellos son:

ONLINE:

-Nutrición Esencial Talleres online Dan cursos prácticos monográficos para el día de a día. A veces también los ofrecen de forma presencial.

-Miriam Fabà Escuela de cocina vegana online 

PRESENCIALES:

-Toni Rodríguez Academy Para mí, todo un maestro de cocina vegana. Cursos y talleres en su academia de Barcelona. Da cursos de pastelería (para morirse) y de hamburguesas (para resucitar). Es uno de los chefs veganos que más “escuela” tiene. Lleva muchísimos años trabajando con la cocina vegana y enseñando a hacer hamburguesas veganas (de hecho tiene unos libros geniales).

ESCUELA DE COCINA VEGANA (online y presencial)

-Escuela de cocina vegana de Mallorca Tienen cursos online y presenciales de pocos días, de muchos, monográficos…

Tercero: la B12

Desde el primer día que decidas ser vegano vas a tener que tomar un suplemento de B12. No te fíes de artículos que te digan que comiendo tal o cual alimento, no lavando la verdura, o poniéndote tibio a chucrut vas a darle a tu cuerpo la cantidad necesaria de B12. ¡Noooorl!. Y tampoco hagas caso a quienes te dicen que sólo se obtiene de productos animales. No. Hay suplementos veganos de B12. Así de fácil.

Yo tomo 2000 microgramos a la semana, 1000 un día y 1000 otro día de la semana. Pero no lo tomo porque sí, sino porque consulté con una nutricionista especializada en alimentación vegana. Lo que me lleva al punto cuarto.

Cuarto: help!

Hasta que no me hice vegana, no me planteé nunca si comía los nutrientes que mi cuerpo necesitaba. No tenía en cuenta si tomaba hierro o no (y así tenía el hierro bajo siempre), calcio, y ni sabía lo que era la B12. Ahora bien, al hacerme vegana empecé a buscar información. Me dediqué a leer libros de recetas veganas escritos por veganos, pero había poca información nutricional. Y en internet, la verdad, es difícil distinguir una fuente fiable de otra que no lo es. Y con los médicos te puede pasar lo mismo.  Si lo consultas con tu médico y no está actualizado, te va a decir, como me dijo a mí, que mejor me comiera un buen cocido con su chorizo y su morcilla….

Así que mejor, recurre a un nutricionista cualificado que esté especializado en alimentación vegana. En mi caso, consulté con el Centro Aleris porque donde yo vivo no hay nutricionistas veganos o por lo menos que sepan de veganismo y además los de Aleris tienen consultas online. Me asignaron a Victoria Lozada, que fue un auténtico amor y me aclaró todas las dudas.

Quinto: que viene el coco

Cuando la gente se entere de que eres vegano intentarán meterte el miedo en el cuerpo hablándote de carencias, de falta de proteínas, de zombies que atacan a los veganos por tener el hierro bajo y la bruja de Blair que cose a pesadillas a quienes dejan de tomar el vaso de leche de vaca antes de irse a la cama… En general, suelen ser personas que comen fatal, pero que creen que comer carne es igual a salud. Es curioso pero a mí, la gente que peor me habla de la dieta vegana y sus carencias (sin tener ni idea, claro) suele ser gente que come mucha carne y embutido y que suele tener muchos problemas de salud. Por eso es importante el paso anterior, no para que rebatas nada a nadie (porque ni merece la pena, ni tienes por qué hacerlo). Sino para que tú lo tengas todo claro y sepas que estás comiendo bien. Y que te cuenten los cuentos que quieran…

Sexto: busca apoyo moral 

Con esto no me refiero a que todos los veganos estemos mal de la cabeza y necesitamos apoyo, sino a que por tu bienestar mental (y del alma principalmente), te vendría bien buscar a otros veganos con los que hablar. Ayuda saber que hay personas con intereses afines, con los mismos quebraderos de cabeza, que adoran a los animales tanto como tú y que te entienden cuando vas por la calle manteniendo una conversación (súper profunda) con tu perro. Para eso las redes sociales están muy bien. Porque si vives en carnivorolandia como yo, a veces necesitas hacer “terapia de grupo” vegana.

Séptimo: tranquilos, la moda vegana existe (y es moderna)

Encontrar ropa y calzado vegano en tiendas físicas es complicado, aunque en grandes ciudades sí que se puede encontrar y cada vez hay más. Hay marcas muy conocidas como Stella Mcartney  cuya ropa es vegana (y de precios prohibitivos) pero también hay muchas marcas pequeñas, bonitas y más asequibles.  Sobre moda vegana y cosmética os recomiendo el blog de Marta Canga . Yo no soy una experta en moda (la moda nunca me ha llamado mucho la atención) pero ella sí lo es. Marta es una española afincada en Londres y en su blog encontraréis marcas de ropa, bolsos, zapatos, cosmética…el blog está en inglés y es muy práctico.

Y por último: siéntete orgulloso

Si, después de todo, has decidido ser vegano, siéntete orgulloso de ti mismo. Con ello estás salvando vidas y cuidando el planeta. Has optado por hacer el cambio que mas contribuye a reducir  tus emisiones de CO2 y encima estás haciendo lo mejor que podías hacer para ayudar a los animales, que es cambiar tus elecciones personales no utilizando ni comiendo nada de origen animal. Eso importa más que cualquier discurso, manifestación o blog. Estás dando ejemplo. ¡Bravo! Y si necesitas apoyo, aquí me tienes. Go vegan!

6 comentarios sobre “¿Qué hace falta para ser vegano?

  1. Qué cierto eso que dices que los que más critican la dieta vegana son aquellos omnívoros que peor comen. Creo que lo que en realidad critican es su propia incapacidad de comer sano y además ser consecuente con sus elecciones.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s