Esta soy yo

Gracias Sofonisba Anguissola

Autorretrato Sofonisba Anguissola www.losveganossomosgentecasinormal.com.jpg
Autorretrato de Sofonisba (foto regulera que saqué en el Uffizi)

Hoy voy a compartir un post que me ha costado mucho escribir porque quería hacerlo con todo el cariño del mundo y no sé si he sido capaz de transmitir la emoción que me produce indagar en las vidas de mujeres extraordinarias. Hoy os voy a hablar de una de ellas.

Como sabéis, hace poco que he estado en Florencia y aparte de ponerme tibia a comida vegana italiana, como os conté en el post “Restaurantes veganos en Florencia”, fui a varios museos estupendos, entre ellos, la Galeria degli Uffizi (otro día os hablo del Museo Stibbert que es una pasada). Cuando estábamos terminando la visita, en un pasillo por donde pasaba muy poca gente vi, por el rabillo del ojo, el retrato de una mujer. En la cartela ponía “autorretrato” y la autora era una tal Sofonisba Anguissola. No había oído hablar de ella en mi vida, pero cualquier mujer que haya logrado que se cuelgue un cuadro suyo en un museo como ese,  me despierta una gran curiosidad. Quería saber más sobre ella y su obra. Sigue leyendo “Gracias Sofonisba Anguissola”

Restaurantes

Restaurantes veganos en Florencia

firenze desde el Campanile www.losveganossomosgentecasisnormal.com
La cúpula de Brunelleschi y Florencia desde el Campanile.

Acabo de volver de Florencia. Mi marido llevaba varios años queriendo ir, pero a mi me echaba un poco para atrás visitar una ciudad tan turística. Y resulta  que  he sido tan feliz que aún sigo llamando al niño “bambino”, a mi marido “amore” y al perro, “perrini”(con voz de Ramazotti y entonación italiana, por supuesto), en un patético intento de alargar las vacaciones italianas.

A pesar de ser una ciudad tan turística, Florencia ha sabido mantener su identidad y está plagada de pequeñas trattorias, gelaterias, tiendas de artesanía y tiendas de ropa italiana divina y carísima (pero mirar es gratis). Tienditas cutres de souvenirs hay, pero pocas. Cierto es que hay muchos turistas. Pero ¿qué somos nosotros?. Y que hay colas para todo. Pero sabiendo a dónde vas, yendo con tiempo, buena disposición y llevando las entradas reservadas de antemano (con “prenotazione”) es una ciudad preciosa. Aunque lo mejor de Florencia, en realidad,  ha sido la gente. Los florentinos son gente encantadora. Siempre sonrientes, súper atentos y muy amables. Sigue leyendo “Restaurantes veganos en Florencia”