veganismo · Veganos

Desinformación

Donut de toffee www.losveganossomosgentecasinormal.com
Una de tantas cosas raras que comemos los veganos: donut de toffee (del Delish Vegan Donuts, Madrid). ¡Buenísimo!

Morcilla con sangre humana en un reportaje de la tele sobre veganos. Influencers veggies que tras años de malvivir a base de dietas basadas en tristes batidos verdes y ensaladas raquíticas aunque fotogénicas, vuelven a comer carne porque tienen carencias que sólo saben suplir comiendo animales. Ese nuevo argumento según el cual los veganos matamos a más animales que quienes comen carne porque la agricultura mata indirectamente a los animales del entorno. Entrevistas a responsables de ONGs veganos a quienes se les acusa de coaccionar por dar información objetiva del maltrato animal y se cuestiona la procedencia de las donaciones por ser muy cuantiosas. Se habla de un lobby vegano como si existiera (por favor, decidme ¿dónde me apunto?). Cuánta falacia junta.

La morcilla 

Los de la morcilla humana, en fin…raritos hay en todas partes, qué queréis que os diga. Pero mezclarlo en un reportaje sobre veganismo como si todos los veganos hiciéramos lo mismo es un pelín malintencionado o la manera más cutre de buscar sensacionalismo barato. Yo desde luego, eso no lo como.

Las influencers

Respecto a las influencers….llevar una dieta vegana BIEN PLANIFICADA sí es sano. La clave está en que esté bien planificada. Si comes poco y mal tendrás muchas carencias. Tomar proteína animal es innecesario, lo importante es tomar proteínas y esas las tienes en legumbres como los garbanzos y la soja. ¡Y claro que hay que tomar B12! Una cosa es poner recetitas en redes y otra muy distinta es vender dietas y planes sin criterio alguno y lo que es peor, después culpar a la falta de productos animales de los déficits en lugar de reconocer que los déficits son causados por la falta de conocimiento en nutrición vegana. ¡Cuánto daño hace al veganismo la falta de formación y las modas tontas! Hay muy buenos profesionales, nutricionistas cualificados especializados en veganismo que a la menor duda te pueden asesorar con fundamento sobre cómo llevar una dieta vegana sana. Que igual no tienen tantos seguidores ni un feed súper cuqui pero por lo menos saben de lo que hablan.

Los veganos matan más animales

Bueno, esta es una de esas frases que oigo y leo bastante últimamente. Resulta que los veganos matamos más animales que los carnívoros porque la agricultura mata más que la ganadería. Lo que se les olvida tener en cuenta a quienes afirman eso es que el 80% de las tierras agrícolas mundiales se utilizan para la alimentación del ganado (dato de la FAO), con lo cual, aunque la agricultura matara más, los veganos seguiríamos matando a muchos menos animales porque no comemos animales ni somos responsables de ese 80%. No comer animales sí salva animales. No a todos, pero a muchísimos más que si te los comes.

Las donaciones

Es normal que en un país donde se subvencionan los toros cueste entender que haya personas que donen millones de euros para proteger a los animales, porque nos aprieta la boina y no nos riega bien. Pero luego, sorprendentemente, nos parece normal que haya empresas cárnicas, lácteas y multinacionales que patrocinen cátedras en universidades donde, casualmente, se llevan a cabo investigaciones sobre alimentación, nutrición, salud y bienestar y se vela por la objetividad científica…

La información

La información es un pilar fundamental del veganismo. La mayoría de nosotros dejamos la carne porque indagamos, nos informamos, buscamos información y encontramos lo que sucede en realidad con los animales en las granjas. Si se ha llegado al punto en el que está el maltrato animal en granjas es porque la gente se ha despreocupado de lo que allí sucedía y se han creído lo que les han contado en los anuncios y en la tele. La mayoría de la gente desconoce el infierno al que sometemos a los animales, ni siquiera se lo cuestionan. Los veganos nos negamos a participar en ello y lo contamos para que más personas conozcan las atrocidades. El veganismo se basa en dar información para que la gente decida con conocimiento, no basándose en publicidad engañosa ni en hábitos anticuados. Contar lo que sucede en realidad no es coaccionar; mostrar imágenes de mataderos no es hacer campañas agresivas. Lo agresivo es matar animales a miles y manipular y ocultar información para que el proceso parezca algo idílico e indoloro.

La desinformación

Cuando alguien aporta una media verdad, una información de un extremo nada representativo para caricaturizar a un grupo es por que el grupo empieza a tener más relevancia de la que a algunos les gustaría. Empezamos a “molestar”. Antes éramos cuatro gatos inofensivos, pero ahora somos más (cinco, quizás) y ya no pasamos tan desapercibidos y además somos gente (casi) normal, aunque quieran proyectar esa imagen extrema de nosotros. Se quiere mostrar un retrato distorsionado de los veganos, igual que se hace con la situación de los animales. Pues nada, seguiremos siendo veganos normalitos, del montón, comiendo nuestras albóndigas, nuestra tortilla de patatas vegana, y nuestra croquetas, que es lo mejor que podemos hacer. Pero desde luego, no nos vamos a callar. Yo seguiré escribiendo desde mi escritorio lo que me dé la gana.

Lobby vegano, dicen. Ya me gustaría.